Los alumnos de 1° de la ESO han trabajado en unas láminas para la asignatura de EPAV en las que han diferenciado las texturas naturales de las artificiales y han sido capaces de reproducirlas gráficamente.